Busque en
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Dacia Jogger - algunas menciones relevantes

dacia jogger

Datos relevantes

Los bien informados saben que el Dacia Jogger es un monovolumen de cuatro metros de largo, quinientos cuarenta y siete milímetros de longitud, con una carrocería de cinco puertas y cinco metros de capacidad. Este modelo puede contar con el motor 1.0 TCe, un motor de gasolina turboalimentado que rinde hasta 110 caballos. También significa mucho que este motor esté disponible en varias variantes, lo que significa que hay dos más con instalaciones de GLP de fábrica. Uno alcanza cien caballos de fuerza, el otro diez más. Por supuesto, la gama de unidades de potencia termina con estas opciones, aunque el modelo también ofrece un maletero con una capacidad de 708 litros, que aumenta a 1.819 litros cuando se abaten los respaldos de los asientos traseros. En definitiva, es mucho, porque también hay que tener en cuenta que el Dacia Jogger es un coche familiar, y que se desenvuelve muy bien en un aparcamiento de mercado bastante concurrido. Esto se debe a que, para un vehículo con un maletero tan grande, también tiene un modesto radio de giro y el motor no consume demasiado combustible durante esas maniobras. Por esta razón, el coche es una opción ideal para muchos, aunque un complemento como los asientos adicionales aumentaría significativamente su funcionalidad.

Posicionamiento de la unidad motriz

Las personas con mayores conocimientos de automoción saben perfectamente que el Dacia Jogger tiene un motor montado transversalmente en la parte delantera. En concreto, nos referimos al hecho de que este motor de gasolina de tres cilindros con cuatro válvulas por cilindro es un propulsor ligero, pero eso no es lo único que importa aquí. Lo más importante es que está montado de forma transversal, lo que significa que se superan ligeramente los cuatro metros y medio de longitud, la parte delantera del vehículo es corta y el habitáculo es lo suficientemente espacioso para una familia de cinco miembros. También significa mucho que este coche esté disponible en muchas versiones, aunque la mayoría de ellas son baratas, porque los compradores de este modelo quieren que sea barato y que la funcionalidad esté a un nivel muy alto. Por esta razón, la longitud total cumple con un determinado estándar y el motor está colocado en un lugar que se encuentra entre los óptimos. Es poco probable que este coche tenga una dinámica sobresaliente, pero en este caso particular, era importante un funcionamiento barato, un bajo consumo de combustible, una capacidad de maletero significativa y una maniobrabilidad ejemplar, combinada con un espacio limitado. Estos requisitos se cumplen con un pequeño y ligero motor de gasolina montado transversalmente en la parte delantera y que impulsa el eje delantero.

Motor 1.0 TCe

Para muchos, el Dacia Jogger es obviamente un coche clasificado con un pequeño motor 1.0 TCe. En pocas palabras, se trata de tres cilindros en línea y cuatro válvulas para cada uno de ellos. Un motor de gasolina de este tipo con una relación de compresión de diez a uno alcanza entre sesenta y setenta caballos, pero en el caso del modelo Jogger cuenta además con un turbocompresor para refrigerar el aceite del motor y es a través de éste que alcanza un máximo de cien o ciento diez caballos. Esta mayor potencia está vinculada a la potencia de la unidad motriz y a los cambios de aceite cada 10.000 kilómetros o, como máximo, cada 15.000 kilómetros. Esta frecuencia la recomiendan los mecánicos entendidos, porque con estos cuidados este motor hará al menos 300.000 kilómetros, y esto es fundamental. Si, por el contrario, el propietario de un coche de este tipo decide cambiar el aceite cada 30 000 kilómetros, los problemas graves del motor pueden empezar incluso antes de que el kilometraje llegue a los 100 000 kilómetros en algunos casos. Estos conocimientos también se difunden a través de blogs relacionados con el automovilismo moderno, que enseñan el funcionamiento de los motores saturados.

Parámetro de precio

La gente conoce muy bien el bajo precio de compra del Dacia Jogger. En su versión básica, se puede comprar muy barato, pero esta versión básica es, por supuesto, una radio y el aire acondicionado en lugar de aire acondicionado. En pocas palabras, cada sistema extra aumenta el precio y, por supuesto, la gente lo acepta porque también quiere la navegación o el aire acondicionado de fábrica. Por supuesto, esto aumenta los costes de funcionamiento, pero siguen siendo bastante bajos. La desventaja constante de este coche es, por supuesto, que el salpicadero y los paneles de las puertas, junto con la tapicería, son plásticos baratos y tejidos de tapicería baratos. En parte, estos materiales son bastante duraderos, pero tampoco impresionan por su belleza. Por ello, este modelo es un coche para la gente que cumple los criterios esenciales y no un vehículo estilísticamente atractivo.

El pensamiento de la gente

Las personas que compran un vehículo como el Dacia Jogger piensan de forma muy práctica, y más concretamente quieren un coche que sea manejable y fácil de maniobrar. El bajo consumo de combustible es también una de las muchas ventajas de cada versión de este modelo. El inconveniente, sin embargo, es que el estilo de la carrocería no es especialmente atractivo y, por lo tanto, las personas que valoran el atractivo visual pagarán un precio más alto o lo mismo por un monovolumen usado, que es uno de los modelos más interesantes desde el punto de vista estilístico, y no sólo en cuanto a la carrocería. Otros vehículos de este tipo también pueden ser los más dinámicos.

Más artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *