Crème brûlée: ¿cómo se hace?

Postre creme brulee

La crème brûlée es uno de los postres franceses más famosos, que deleita por su delicado sabor y original textura. Si sueña con preparar este postre en su propia casa, este artículo es para usted. Lea qué ingredientes se necesitan para hacer crème brûlée, los pasos necesarios para preparar este postre y formas de hacer crème brûlée sin quemador. También descubrirá qué ingredientes combinan con la crème brûlée para variar su sabor y textura. Prepárese para hacer un viaje por el mundo de la cocina francesa y preparar su propia crème brûlée.

Crème brûlée - ingredientes

La crème brûlée es un postre francés que consiste en una base cremosa y una capa crujiente de azúcar. Para preparar la crème brûlée, empiece por preparar los ingredientes.

Para preparar las natillas, necesitarás una taza y media de leche, una taza y media de queso crema, media taza de azúcar, seis yemas de huevo y extracto de vainilla o una rama de vainilla.

Crème brûlée - preparación

Calentar la leche y el queso crema en una olla a fuego lento, teniendo cuidado de que no hierva. Mientras tanto, se disuelve el azúcar en otra olla a fuego medio, creando un jarabe de azúcar. A continuación, añadir el extracto de vainilla o cortar la rama de vainilla y sacar las semillas, que también se añadirán a la mezcla de azúcar.

Batir las yemas de huevo en un bol y añadirlas a la leche y la nata calentadas, removiendo. Después, añadir el jarabe de azúcar a la mezcla preparada, removiendo constantemente para evitar grumos. Cuando todo esté bien mezclado, calentar el conjunto a fuego lento, removiendo constantemente, hasta que la mezcla espese.

Tenga en cuenta que la crème brûlée debe calentarse a fuego muy lento para evitar que se queme o se desborde. Cuando las natillas estén listas, debemos verterlas en moldes especiales para brulee y dejarlas enfriar en la nevera durante al menos dos horas.

Una vez enfriado, podemos espolvorear la parte superior de cada molde con azúcar de caña o moreno y prenderle fuego con un quemador especial para brûlée. Esto derretirá el azúcar y creará una corteza crujiente sobre las natillas.

Crème brûlée: ¿cómo hacer flan sin soplete?

De acuerdo, pero ¿y si no podemos prender fuego a nuestra crema con un soplete especial?

Una de las formas más fáciles de hacer crème brûlée sin quemador es utilizar el horno. Una vez preparadas y frías las natillas, espolvoree azúcar de caña o moreno por encima de cada molde y, a continuación, introdúzcalos en un horno precalentado a unos ciento ochenta grados centígrados y hornéelos entre cinco y diez minutos hasta que el azúcar se haya derretido y dorado.

Crème brûlée: ¿con qué acompañarla?

La crème brûlée es el postre perfecto para servir solo, realzando su delicado sabor y textura. Sin embargo, si quiere añadir variedad a su plato, hay muchas opciones diferentes entre las que elegir.

Las frutas de temporada son el complemento perfecto para la crème brûlée. Fresas, frambuesas, arándanos o fresones son frutas ideales para el verano. En invierno, en cambio, cítricos como naranjas, mandarinas o pomelos pueden ir mejor con la nata.

Otro ingrediente popular es la salsa de chocolate o caramelo. Estas salsas armonizan maravillosamente con el delicado sabor de la crème brûlée y le añaden un sabor más profundo.

¿Le gustan los postres con frutos secos? Espolvoree la crème brûlée con avellanas, almendras o pistachos, que darán un delicado toque crujiente al postre.

Añadir hojaldre o bizcocho a la crème brûlée también le dará un nuevo sabor y textura.

En resumen, la crème brûlée puede servirse con muchos añadidos diferentes, que le dan un nuevo sabor y textura. Todo depende de sus preferencias y de lo que tenga a mano.

Crème brûlée - historia

El origen del postre crème brûlée es bastante complicado y no se conoce del todo. Lo que sí se sabe es que está estrechamente relacionado con el postre crema catalana, que es una crema caramelizada a base de harina de maíz, preparada para la fiesta de San José, cuyos orígenes se remontan hasta el siglo XVII. El postre tiene sus raíces en la cocina catalana y la primera receta conocida de crema catalana apareció en el Llibre de Sent Soví, un libro de cocina catalán del siglo X. Otra forma de creme brulee, específica de Flandes, también tiene una larga historia. Su origen puede tener que ver con la ocupación española (los españoles ocuparon los Países Bajos entre los siglos XVI y XVIII), que puede haber influido en la propagación del postre en la región.

Crème brûlée - otras variantes

La crème brûlée es un postre que puede prepararse de muchas maneras diferentes. Puede elaborarse con distintos tipos de leche, como la de soja o la de coco, que hacen el postre más accesible a las personas que no pueden consumir leche de vaca.

La nata también es una delicia que puede aromatizarse con muchos ingredientes. Los sabores más utilizados para este postre son la vainilla, el té negro, el sirope de arce, el pan de especias, el azafrán y el café. Con estas diferentes opciones, estamos seguros de dar a nuestra crème brûlée un carácter único.

Más artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *