Busque en
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Un plum cake que siempre triunfa?

pastel de ciruelas de otoño

Pastel de ciruelas es un clásico aromático de los postres de verano. Es perfecto como colofón de una comida dominical o como acompañamiento de un café por la tarde. Se puede preparar de muchas maneras diferentes: con levadura, con masa quebrada, desmenuzada o sola, fría o caliente, con helado.... ¿Cómo se hace un plum cake perfecto?

¿Qué ciruelas son las mejores para la tarta?

La elección de las ciruelas para un pastel no es en absoluto una cuestión trivial. Son las ciruelas que se utilizan las que determinan el resultado final de la tarta. Aunque hay muchas variedades de ciruelas en el mercado, que varían en color y tamaño, una de ellas es la más adecuada para los pasteles. Se trata de ciruelas húngaras poco llamativas y no muy grandes que crecen en Polonia. Las verdaderas se reconocen por su color púrpura intenso, su forma ligeramente puntiaguda y la facilidad con que se desprende la piedra. Esto es tan importante como el sabor y el aroma de la fruta. Gracias a la fácil separación del hueso de la pulpa, hornear un pastel con ciruelas resulta mucho más fácil.

La fruta madura, pero no demasiado, es adecuada para el pastel. Elige los que tengan una piel suave, sin ningún daño. Una piel de ciruela arrugada puede indicar que la fruta se recogió hace tiempo y ha empezado a secarse.

¿Es difícil hornear el plum cake?

El plum cake tiene muchos partidarios. Sin embargo, a menudo tememos que sea demasiado difícil de hornear y que esté por encima de las capacidades de los principiantes. De hecho, el clásico pastel de levadura con ciruelas y crumble es bastante laborioso, ya que requiere la temperatura adecuada de los ingredientes y un largo tiempo de amasado. Luego está la subida de la masa, cuando las corrientes de aire son desaconsejables, el horneado, y cruzar los dedos para que no salga agria. Este tipo de tarta es deliciosa, pero a algunas personas les resulta demasiado complicado prepararla ellas mismas.

Así que para su primer plum cake, por qué no optar por versiones igualmente deliciosas sobre un fondo semicrujiente o una masa de tarta. Nuestras recetas son sencillas, no requieren ingredientes extravagantes y son aptas para todo el mundo. Sólo hay que comprar ciruelas maduras, quitarles el corazón y ya está listo para hornear.

Pastel de ciruelas semicrujiente: delicioso y rápido de preparar

Preparar una pasta semicruda con ciruelas no es nada difícil. La masa es delicada y aromática, y se une siempre sin necesidad de un largo amasado. Necesitarás:

  • 3 tazas de harina;
  • ¾ de cubo de mantequilla congelada;
  • 3 yemas de huevo;
  • 3 cucharadas de crema agria;
  • 6 cucharadas de azúcar fino para hornear;
  • ½ kg de ciruelas sin pepitas;
  • una cucharadita de levadura en polvo, una pizca de sal.

Después de retirar las semillas de las ciruelas, cortar la fruta por la mitad y enjuagarla. Una vez lavados, dejarlos en un colador para que escurran completamente. Una vez que las ciruelas estén listas, puedes empezar a hacer la masa:

  1. Mezclar todos los ingredientes secos en un bol bastante grande o en una tabla de pastelería.
  2. Rallar la mantequilla en los ingredientes secos, añadir las yemas de huevo y la nata.
  3. Amasar rápidamente la masa semicrujiente.
  4. Dividir la masa en cuatro partes. Utilice dos para forrar el fondo de un molde grande (previamente forrado con papel de horno), utilice una parte para los bordes del molde.
  5. Colocar las ciruelas encima de la masa y cubrir con los rollos de la masa restante.
  6. Hornear a 180 grados durante unos 50 minutos.

Es mejor dejar que el pastel terminado se enfríe en la plancha. Antes de servirlos, también puedes espolvorearlos ligeramente con azúcar glas y canela.

Pastel de ciruela infantilmente sencillo

¿Un pastel de ciruelas pasas tan sencillo que se hace en minutos, se hornea rápidamente, siempre tiene éxito y a todo el mundo le encanta? Tiene que ser una corteza de pastel. Además, tiene la ventaja añadida de ser de bajo coste y de no tener ingredientes extravagantes.

Necesitarás:

  • ciruelas sin semillas, aproximadamente ½ kg;
  • 2 tazas de harina;
  • 1 taza de azúcar;
  • 4 huevos;
  • ¾ de taza de aceite de colza;
  • 1 cucharadita de polvo de hornear.

Método de preparación:

Bata los huevos con el azúcar con una batidora a la velocidad más alta durante unos 3 minutos. A continuación, añada alternativamente la harina con la levadura en polvo y el aceite poco a poco, mezclando a baja velocidad hasta agotar los ingredientes.

Forrar una bandeja de horno de unos 30 x 20 cm con papel de hornear. Verter sobre el pastel y disponer la fruta encima. Introducir en un horno precalentado a 180 grados y hornear hasta que se sequen, unos 40 minutos.

¿Con qué acompañar el plum cake?

El plum cake no requiere prácticamente ningún extra. Es delicioso por sí solo y constituye un postre casi perfecto. Va bien con el café o el té de la tarde. Si quieres variar, también puedes servirlo con una bola de tu helado favorito. Los aromatizados con nata, vainilla o canela irán perfectamente con el sabor de los caramelos. La masa quebrada también puede servirse caliente, en cuyo caso es muy recomendable el helado. Servido de esta manera, el pastel puede ser una alternativa a la clásica tarta de manzana.

Sea cual sea la versión del plum cake que elijas, la versión horneada por ti mismo siempre sabe mejor. Sobre todo porque puedes oler el increíble aroma por toda la casa mientras se hornea. ¡Un postre así es realmente difícil de resistir!

Más artículos de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *